El arte y los amantes

El arte y los amantes

La felicidad que no perdura se llama placer: El arte y los amantes.

Tradicionalmente “el amor” ha sido el caldo de cultivo perfecto para crear composiciones artísticas de gran simbolismo romántico y trágico. Desde la Antigüedad hasta nuestros días, “el amor” ha deambulado por todos los géneros, dejando su huella sempiterna.

Literatura, ópera, escultura, pintura, grafitti…todas las categorías han abrazado pasiones, celos, deseos y enamoramientos. Las escenas representadas y sus personajes han conocido el drama, el romance o la comedia, una diversidad de estilos y perspectivas dónde sus protagonistas de una u otra forma han sido tocados por cupido.

Amantes históricos y el arte.

Parejas de amor, binomios cómplices, suspiros de plenitud, en definitiva, amantes que han tenido su espacio en el arte. Romeo y Julieta, Venus y Marte, Jasón y Medea, F. Scott y Zelda Fitzgerald, Cleopatra y Marco Antonio, Tristán e Isolda, y un sinfín de parejas históricas han sido representadas artísticamente.

Leyenda e historia han cedido a los artistas el testimonio de un momento mágico. Lienzos, mármoles, novelas, cine, música, cualquier soporte capaz de transmitir el amor es un buen vestigio para la posteridad.

Multitud de amantes desconocidos también han sido representados. El escultor rumano Constantin Brancusi realizó en 1910 la escultura “El beso”. Una talla en piedra, cuya singularidad socava en la simplicidad. No obstante, a pesar del frío material empleado, el momento captado no deja lugar a dudas, la pasión de dos enamorados se estrecha entre sus brazos, tan fuerte, que ni un silbido los podría atravesar.

En el mundo no deseo más compañero que tú.

Shakespeare, escribió en La tempestad: “En el mundo no deseo más compañero que tú”. Cita que el pintor Gustav Klimt pareció inmortalizar con sus pinceles en varias ocasiones. Sus amantes han visto la luz en obras como “Amor” de 1895, o “El beso” de 1907-8.

Paris y Helena fueron los amantes que, por su desmesurado amor, provocaron un tremendo episodio bélico, la guerra de Troya, en la Ilíada de Homero. Causa trágica inmortalizada por Jacques-Louis David en 1788, en su magistral obra de estilo neoclásico. El artista, creó una atmósfera íntima inspirada en los modelos escultóricos y mitológicos de la antigua Grecia.

Pablo Picasso en 1923 realizó una pintura figurativa denominada “Los amantes”. En ella, a través de una síntesis formal, representa a dos jóvenes enamorados cuyas manos unidas otorgan el simbolismo de la unidad.

 

El Gran Gatsby, tormenta de amor.

“El Gran Gatsby” de F. Scott Fitzgerald, es sin duda una de las novelas que reflejan literariamente las pasiones de los enamorados. Tormenta de amor, mentiras y sueños. Dos amantes rotos por sus destinos. Obra literaria llevada al cine con protagonistas de la talla de Robert Redford y Leonardo DiCaprio, este último que además en 1996 también protagonizó el film “Romeo y Julieta” de Shakespeare.

Los amantes en el arte, yacen en su pequeño universo envueltos en sedosas emociones. Los artistas han transferido sus visiones románticas a sus medios para así invitarnos a formar parte de ese momento privado. Observando las diferentes obras, sus autores y protagonistas comparten con nosotros esos sentimientos en un torbellino de emoción, ellos nos convierten en voyeristas de su intimidad.

El gesto del amor. Atmósferas de enamorados.

Felicidad y generosa alegría, de la que gozan los amantes en su momento íntimo y reservado; celos y pasiones que hacen pender de un hilo su relación. El arte nos brinda ese momento, un tiempo corto, pleno y cautivador. Una conversación entre amantes, erotismo, sensualidad y

El gesto del amor pintado o esculpido, las dulces palabras que se dedican los amantes, transcritas en ricas páginas de grandes autores. Atmósferas que seducen para que sus personajes enamorados disfruten de un tiempo juntos, derrochando caricias y susurros, tramando huidas y traiciones.

Amantes históricos, mitológicos y de ficción, seducen, cortejan, aman y sienten la fuerza de la vida a través del amor.

No Comments

Post A Comment